Sobre la Organización

Sobre la Organización

El Programa Hispano Católico (EPHC) es un miembro de la comunidad Latina del área metropolitana de Portland por más de 35 años.  Originalmente comenzó como un programa de culturalmente específico dentro de la agencia Caridades Católicas de Oregon en 1982, cuando la comunidad Latina solo representaba 2.5% de la población del área. EPHC recientemente se ha convertido en una organización autónoma 501c3 con más de 60 empleados bilingües/biculturales, una mesa directiva independiente y de mayoría Latina y más de 20 programas culturalmente específicos que sirven las necesidades de nuestra comunidad.

La misión de El Programa Hispano Católico tiene tres aspectos principales:  incrementar el acceso a la autonomía y autodeterminación, proveer apoyo a miembros de la comunidad mientras ellos identifican y definen su potencial, y crear consciencia sobre la gran diversidad dentro de la comunidad Latina. Para cumplir con su misión, EPHC implementa cinco prioridades estratégicas que complementan las necesidades específicas y luchan en contra barreras experimentadas por la comunidad Latina. Estas prioridades son: estabilidad económica, vivienda, salud, educación y servicios para combatir la violencia sexual y doméstica. Nuestras cinco prioridades se implementan por medio de una amplia cartera de servicios que busca combatir la dura realidad de inequidad al ejercer directamente cambio social utilizando estrategias de prevención e intervención especificas en la comunidad Latina.

Debido a la profunda complexidad de marginalización y opresión experimentadas por la comunidad Latina, EPHC provee servicios que reconocen las barreras únicas que enfrenta nuestra comunidad, mientras reconociendo y movilizando simultáneamente varios puntos fuertes mientras nos dirigimos hacia la estabilización y empoderamiento como es definido por la comunidad.

Proyecto UNICA, la división de violencia doméstica y sexual de EPHC, fue desarrollado como una respuesta directa a las necesidades identificadas por la comunidad Latina. La meta del Proyecto UNICA es proveer apoyo, abogacía y oportunidad para la autorrealización, capacitando a sobrevivientes para que puedan tomar decisiones de manera libre e informada. Creado en 1992 en respuesta a una demanda alta de la comunidad para servicios culturalmente y lingüísticamente específicos para combatir la violencia doméstica y sexual, Proyecto UNICA sirve a 1,500 sobrevivientes cada año. Es un programa con una amplia cartera de servicios incluyendo, pero no limitado, a intervenciones en situaciones de crisis y respuesta inmediata, grupos de apoyo, servicios de salud mental, servicios para los menores y las familias, servicios fuera de la organización, servicios de asalto sexual y programas de prevención inicial.